Muchas dudas sobre como afrontar la competición y ninguna garantía de que el coronavirus deje que el fútbol se juegue con normalidad.