"El partido en Almudévar fue raro, estuvimos muy imprecisos. Después de tantos días, es un contexto al que tienes que adaptarte".
"La idea es tratar de mejorar y mantener aspectos de esa identidad del año pasado, incorporando algún recurso más".
"Nos cuesta mucho valorar lo que tenemos, esta pandemia nos lo ha demostrado y tratamos de convencer al jugador de que debe disfrutar".
"El Barbastro es un equipo potente con grandes jugadores y con argumentos colectivos".